Halaman

728x90

El cuidado de la salud a una edad temprana está ligado a una vida longeva, muchos deportistas de edad adulta sirven como prueba viviente del poder del ejercicio y la nutrición gente madura que retiene un físico sin edad y una capacidad mental unidos a un excelente aspecto.

¿Pero qué pasa con los que no se cuidaron cuando eran jóvenes?, que han llegado a la madurez pasados de peso, quizá diabéticos, con un sistema cardiovascular en malas condiciones, también hay esperanza, nunca es muy tarde.


Bastan seis semanas de ejercicio y buena alimentación para devolver a una persona su buena forma y revertir el proceso de la edad.

Iniciar el programa de ejercicios de tu elección, correr, caminar o bicicleta  y continúa   haciéndolo durante seis meses, incrementando gradualmente la intensidad, frecuencia y duración de los entrenamientos. Al final tendrás que haber llegado a realizar cuatro horas y media por semana de entrenamiento, divididas en 4 o 5 sesiones. El resultado: regresar en el tiempo te sentirás mejor por dentro y por fuera, estarás mejor realmente,este cambio es llamado rejuvenecimiento natural.

Un problema  más ligado al envejecimiento, es la diabetes tipo 2. La incidencia de la enfermedad en la última década se ha elevado un tercio. Los daños son ya bien conocidos: entre sus complicaciones están las enfermedades cardiovasculares, los daños nerviosos  a la retina, los problemas renales, infecciones de piel y molestias en las encías. A los 45 años la mitad de personas diagnosticadas con la enfermedad ya habían experimentado complicaciones.

En un estudio importante llamado el programa de prevención de la diabetes, incluso cambios moderados como la reducción del consumo de grasa, entrenar algún deporte al menos tres horas por semana o la reducción de peso corporal demostraron disminuir drásticamente la posibilidad de padecer diabetes. Los resultados fueron más notorios en las personas de más de sesenta años. Otras pruebas con personas maduras llevadas a cabo en Finlandia y China descubrieron que los programas de dieta y ejercicio  conducen a reducciones significativas en la incidencia en la diabetes.

No importa cuál sea tu edad veinte ó cincuenta años, incluso si tu edad es cercana a un siglo, los beneficios de practicar un deporte pueden ayudarte a retrasar el reloj. Es cierto que no siempre resulta fácil adaptar el ejercicio a nuestro horario diario a veces se interpone el trabajo, la familia y ocasiones los viejos hábitos nocivos.

Sin embargo nunca te rindas la persistencia produce grandes beneficios no sólo recuperando el vigor juvenil sino también haciendo cambios que pueden prolongar nuestras vidas. No importa la edad que tengas, nunca es demasiado tarde para entrenar. A medida que te introduzcas en el estilo de vida saludable.

Deja que la información especializada de este blog sea tu guía y consejero, tienes mi experiencia, fuerza y motivación estoy aquí para ayudarte.

Saludos 

▷ Antienvejecimiento 🔥 ¡la fuente de la eterna juventud!


El cuidado de la salud a una edad temprana está ligado a una vida longeva, muchos deportistas de edad adulta sirven como prueba viviente del poder del ejercicio y la nutrición gente madura que retiene un físico sin edad y una capacidad mental unidos a un excelente aspecto.

¿Pero qué pasa con los que no se cuidaron cuando eran jóvenes?, que han llegado a la madurez pasados de peso, quizá diabéticos, con un sistema cardiovascular en malas condiciones, también hay esperanza, nunca es muy tarde.


Bastan seis semanas de ejercicio y buena alimentación para devolver a una persona su buena forma y revertir el proceso de la edad.

Iniciar el programa de ejercicios de tu elección, correr, caminar o bicicleta  y continúa   haciéndolo durante seis meses, incrementando gradualmente la intensidad, frecuencia y duración de los entrenamientos. Al final tendrás que haber llegado a realizar cuatro horas y media por semana de entrenamiento, divididas en 4 o 5 sesiones. El resultado: regresar en el tiempo te sentirás mejor por dentro y por fuera, estarás mejor realmente,este cambio es llamado rejuvenecimiento natural.

Un problema  más ligado al envejecimiento, es la diabetes tipo 2. La incidencia de la enfermedad en la última década se ha elevado un tercio. Los daños son ya bien conocidos: entre sus complicaciones están las enfermedades cardiovasculares, los daños nerviosos  a la retina, los problemas renales, infecciones de piel y molestias en las encías. A los 45 años la mitad de personas diagnosticadas con la enfermedad ya habían experimentado complicaciones.

En un estudio importante llamado el programa de prevención de la diabetes, incluso cambios moderados como la reducción del consumo de grasa, entrenar algún deporte al menos tres horas por semana o la reducción de peso corporal demostraron disminuir drásticamente la posibilidad de padecer diabetes. Los resultados fueron más notorios en las personas de más de sesenta años. Otras pruebas con personas maduras llevadas a cabo en Finlandia y China descubrieron que los programas de dieta y ejercicio  conducen a reducciones significativas en la incidencia en la diabetes.

No importa cuál sea tu edad veinte ó cincuenta años, incluso si tu edad es cercana a un siglo, los beneficios de practicar un deporte pueden ayudarte a retrasar el reloj. Es cierto que no siempre resulta fácil adaptar el ejercicio a nuestro horario diario a veces se interpone el trabajo, la familia y ocasiones los viejos hábitos nocivos.

Sin embargo nunca te rindas la persistencia produce grandes beneficios no sólo recuperando el vigor juvenil sino también haciendo cambios que pueden prolongar nuestras vidas. No importa la edad que tengas, nunca es demasiado tarde para entrenar. A medida que te introduzcas en el estilo de vida saludable.

Deja que la información especializada de este blog sea tu guía y consejero, tienes mi experiencia, fuerza y motivación estoy aquí para ayudarte.

Saludos 

No hay comentarios